Causas de los trastornos alimentarios en la adolescencia

Los trastornos alimentarios en la adolescencia pueden tener diversas causas que contribuyen a su desarrollo. A continuación, se exponen algunos de los factores más relevantes:

Factores genéticos, ambientales y de estrés

La predisposición genética puede influir en la vulnerabilidad de un individuo para desarrollar un trastorno alimentario en la adolescencia. El entorno familiar y social también desempeña un papel importante, ya que los adolescentes pueden verse influenciados por modelos de conducta y percepciones distorsionadas de la imagen corporal en su entorno cercano. 

El estrés, tanto emocional como académico, puede desencadenar o agravar los trastornos alimentarios en esta etapa de la vida. Las presiones y expectativas sociales, como el rendimiento académico o la apariencia física, pueden generar un nivel alto de estrés que contribuye a la aparición de estos trastornos, existen diferentes opciones de tratamiento.

Cambios hormonales, presiones sociales y baja autoestima

Los cambios hormonales propios de la adolescencia pueden influir en el desarrollo de los trastornos alimentarios. Las fluctuaciones hormonales pueden afectar el estado de ánimo, la regulación emocional y la percepción del propio cuerpo, predisponiendo a los adolescentes a desarrollar problemas relacionados con la alimentación y la imagen corporal.

Las presiones sociales, como los estándares de belleza impuestos por la sociedad, los medios de comunicación y las redes sociales, pueden generar una gran cantidad de estrés y crear expectativas poco realistas sobre el cuerpo ideal. Esta presión puede llevar a los adolescentes a adoptar conductas alimentarias desordenadas en un intento de cumplir con estos estándares. La baja autoestima es otro factor que puede contribuir al desarrollo de los trastornos alimentarios en la adolescencia.

 Los adolescentes con baja autoestima pueden sentir una gran presión para lograr una imagen corporal idealizada, lo que los lleva a adoptar comportamientos alimentarios poco saludables.

Problemas emocionales, como depresión y ansiedad

Los problemas emocionales, como la depresión y la ansiedad, son comunes en la adolescencia y pueden estar relacionados con el desarrollo de los trastornos alimentarios. Los trastornos alimentarios a menudo actúan como una forma de control o escapismo de las dificultades emocionales que experimentan los adolescentes, una situación común durante las terapias de TCA. 

La depresión puede afectar la autoestima y la percepción distorsionada del propio cuerpo, mientras que la ansiedad puede generar preocupaciones excesivas por la apariencia física y el control del peso

Además, los trastornos alimentarios en sí mismos pueden causar o empeorar los problemas emocionales, creando un ciclo negativo en el que los adolescentes se sienten atrapados.

Andrea barrios Experta TCA

Doctora en psicología experta en TCA

Universidad Europea de Madrid

Andrea Barrios

Online | Zaragoza, España.

Comparte con otro Lover 🫶🏻

Tabla de contenido

Hola Lover 🫶🏻