3 trastornos alimentarios más comunes en la adolescencia

Los tipos de trastornos alimentarios en la adolescencia son una problemática seria y compleja. Entre los más comunes se encuentran la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. Estos trastornos se caracterizan por una preocupación excesiva por la comida, el peso y la figura corporal, así como por el uso de medidas no saludables para controlar el peso. Factores como cambios hormonales, presiones sociales y problemas emocionales pueden contribuir a su desarrollo. Es crucial un diagnóstico temprano y un enfoque multidisciplinario en el tratamiento de trastornos alimentarios.

Anorexia nerviosa: síntomas, causas y repercusiones

La anorexia nerviosa es uno de los tipos de trastornos alimentarios más comunes en la adolescencia. En esta sección se abordarán los síntomas, causas y repercusiones que esta enfermedad puede tener en la vida de los adolescentes.

Obsesión por bajar de peso y distorsión de la imagen corporal

Una de las características principales de la anorexia nerviosa es la obsesión por bajar de peso. Los adolescentes que sufren de este trastorno alimentario tienen una preocupación excesiva por su apariencia física y una distorsión de su imagen corporal. A pesar de que puedan tener un peso muy por debajo de lo saludable, se ven a sí mismos como gordos o con sobrepeso.

Restricción de la ingesta de alimentos y miedo irracional a ganar peso

Las personas con anorexia nerviosa suelen restringir severamente la ingesta de alimentos, llegando incluso a evitar alimentos fundamentales para la salud. Sienten un miedo irracional a ganar peso, lo cual los lleva a adoptar conductas extremas para controlar o reducir su peso corporal. Esta restricción alimentaria puede tener graves consecuencias para la salud física y emocional de los adolescentes.

Percepción distorsionada del propio cuerpo

Una de las características más preocupantes de la anorexia nerviosa es la percepción distorsionada del propio cuerpo. Los adolescentes que padecen este trastorno se ven a sí mismos de manera distorsionada, percibiéndose como más gordos de lo que realmente son. Esta percepción alterada puede conducir a un deterioro tanto físico como emocional, generando una gran angustia y malestar.
 
NOTA: Es importante tener en cuenta que una persona que padece una anorexia nerviosa no necesariamente tiene un peso bajo o cuerpo delgado.

Bulimia nerviosa: características y consecuencias

La bulimia nerviosa es uno de los tipos de trastornos alimentarios más comunes durante la adolescencia, afectando tanto a hombres como a mujeres. Su principal característica es la búsqueda constante de compensar lo que se come a través de distintos métodos. 

Además pueden llegar a tener episodios recurrentes de atracones de comida, en los que se consumen cantidades de alimentos que pueden ser excesivas o solo percibidas como excesivas en un período de tiempo limitado y de manera descontrolada. 

Los atracones suelen ser seguidos de comportamientos compensatorios para evitar la ganancia de peso, como vómitos autoinducidos, uso excesivo de laxantes o ejercicio físico intenso.

Episodios de atracones de comida y comportamientos compensatorios

Durante los episodios de atracones, las personas con bulimia nerviosa experimentan una sensación de pérdida de control y una intensa urgencia de comer alimentos en poco tiempo. Estos atracones suelen ser realizados de forma secreta acompañado de emociones desagradables, como respuesta a situaciones de estrés o ansiedad. Posteriormente, sienten culpa y vergüenza, lo que lleva a la adopción de comportamientos compensatorios para contrarrestar las calorías consumidas.

Miedo intenso a aumentar de peso y baja autoestima en su aspecto físico

La bulimia nerviosa está marcada por un temor extremo a ganar peso. Las personas que la padecen tienen una preocupación obsesiva por su apariencia y una baja autoestima relacionada con la imagen corporal. Suelen sentirse insatisfechas con su peso y forma física, lo que contribuye a la perpetuación del ciclo de los atracones y comportamientos compensatorios.

Peso normal o sobrepeso en personas con bulimia nerviosa

Las personas con bulimia nerviosa generalmente mantienen un peso dentro del rango normal o incluso presentan sobrepeso. Esto puede hacer que la detección de la enfermedad sea más difícil, ya que no se observan cambios significativos en la apariencia física externa. Sin embargo, los efectos negativos en la salud física y emocional son igualmente perjudiciales. 

La bulimia nerviosa es un trastorno complejo que puede tener graves consecuencias para la salud, como desequilibrios electrolíticos, problemas digestivos, desgaste dental y daño al esófago. Es fundamental buscar ayuda profesional para abordar tanto los aspectos físicos como psicológicos de este trastorno. 

Un enfoque multidisciplinario que incluya terapia individual, terapia de grupo y asesoramiento nutricional puede ser crucial para la recuperación y el bienestar a largo plazo de las personas afectadas por la bulimia nerviosa.

Trastorno por atracón: compulsión alimentaria y sus efectos

El trastorno por atracón es un tipo de trastorno alimentario caracterizado por episodios recurrentes de ingestión descontrolada de grandes cantidades de comida o percibidas como excesivas en un corto periodo de tiempo. 

A diferencia de otros trastornos alimentarios, como la anorexia o la bulimia, las personas que padecen trastorno por atracón no compensan estos atracones con comportamientos como vómitos autoinducidos o ejercicio físico intenso.

Sensación de falta de control durante los atracones y sentimientos de culpa y vergüenza

Durante los episodios de atracón, las personas experimentan una sensación de falta de control, en la que se sienten incapaces de detenerse y de resistirse a la compulsión de comer. 

Estos atracones suelen estar acompañados de una intensa angustia emocional, seguida de sentimientos de culpa y vergüenza

La persona puede sentirse arrepentida por haber perdido el control y por la incapacidad para manejar adecuadamente su ingesta de alimentos.

Problemas de salud física, como aumento de peso y obesidad

El trastorno por atracón puede tener graves consecuencias para la salud física de la persona. Uno de los efectos más comunes es el aumento de peso debido a la ingesta excesiva de alimentos durante los atracones. El aumento de peso puede acarrear problemas de salud como diabetes, enfermedades cardiovasculares y problemas articulares. 

Además, el trastorno por atracón puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de la persona. Los sentimientos de culpa y vergüenza pueden generar un deterioro en la autoestima y en las relaciones sociales, así como aumentar la tendencia a experimentar síntomas depresivos y de ansiedad.

Andrea barrios Experta TCA

Doctora en psicología experta en TCA

Universidad Europea de Madrid

Andrea Barrios

Online | Zaragoza, España.

Comparte con otro Lover 🫶🏻

Tabla de contenido

Hola Lover 🫶🏻